Estas siete cosas te pueden pasar al llevar el sujetador en el cuerpo.

En la antigüedad las mujeres más que todo utilizaban el sujetador para moldear el cuerpo, es una prenda íntima indispensable que cada mujer debe portar.

loading...

No usar un brasier es casi como un sinónimo de crimen, sin embargo, muchas chicas ignoran el hecho de que esta vestimenta íntima es realmente innecesaria. Nos han inculcado durante tanto tiempo que debemos usarlo que simplemente omitimos las preguntas sobre el porqué deberías hacerlo.

7 aspectos del sujetador que muchas mujeres ignoran

Hace que el pecho pierda su forma natural:

Muy al contrario de lo que todas las mujeres pensamos, el sujetador en vez de mantener la forma de nuestros pechos, logra que pierdan su textura y fuerza, por eso notarás que con el tiempo estas se ven más caídas de lo usual.

Dificulta la circulación:

La forma que tiene el sostén impide de cierta manera que la sangre circule correctamente por el área de los hombros, espalda y pecho. Esto motivado a la presión que ejerce en esas áreas para poder sujetar y emplear firmeza en los senos.

Causa trastornos del sueño:

Puede que se deba a la incomodidad de dormir con la prenda puesta.

Pero cuando te acostumbras a hacerlo es un problema muy difícil de erradicar. La costumbre perjudica aun cuando se trata de ropa simplemente.

Pueden generar cáncer de mama:

Pueden originar coágulos sanguíneos, quistes e incluso tumores malignos. Hay estudios que especifican que el uso de sujetadores puede ser realmente nocivo para la salud femenina.

Reduce tu libertad:

Todas las mujeres sabemos que cuando tienen colocado el sujetador hay ciertas actividades que se nos dificultan, pues no tenemos la libertad de movernos como en realidad queremos por miedo a que este se corra de lugar o que lastime la piel, pues la fricción de la tela también puede hacernos mucho daño.

Disminuye el volumen de los senos:

Se ha comprobado que el volumen del pecho se paraliza cuando se utiliza cotidianamente el sostén y no es para menos. El simple hecho de mantener la misma talla de brasier evita que el busto siga en su proceso de crecimiento natural. Es más factible no usarlos y dejar que el pecho crezca hasta el tamaño que debería tener.

Hace que gastes mucho dinero:

El problema principal del sujetador es que no puedes tener sólo uno, siempre necesitarás mínimo dos y estos no son para nada económicos. También depende del estilo del brasier y el modelo o marca que más te guste o te llame la atención. Definitivamente es un gasto eterno.

No usarlo mejora su aspecto físico:

Si no te colocas el sostén tus pechos volverán a tener esa forma redonda y firme que jamás debieron haber perdido. Claro, eso no sucederá de la noche a la mañana, ten paciencia y disfruta de tu nueva libertad.

Si te gustó nuestro artículo comparte. Deja tu comentario.

Si te gustó, Dale Me Gusta y COMPÁRTELO

 
 

Deja tu comentario y dinos si tienes alguna duda sobre lo que leíste.